La revolución 4.0

Las advertencias que no habrá suficiente agua para alimentar a la creciente población mundial, me recuerdan la teoría de Thomas Robert Malthus que, en su principal estudio: el Ensayo sobre el principio de la población (1798), afirmaba que la población tiende a crecer en progresión geométrica, mientras que los alimentos sólo aumentan en progresión aritmética, por lo que la población se encuentra siempre limitada por los medios de subsistencia.

Ya sabemos que esta teoría (“profecía”) no se cumplió gracias a los desarrollos tecnológicos que llevaron a la segunda revolución agrícola con la implementación de fertilizantes químicos que facilitaron un incremento importante en la producción agrícola, suficiente para alimentar la creciente población, cosa que Malthus no tomo en cuenta a la hora de formular su “profecía”.

La tercera revolución agrícola sucedió con la introducción del riego localizado, que se pensó que con el alcanzamos el grado máximo de eficiencia en el riego, pero aun así quedo mucho por hacer.

La incorporación de las nuevas tecnologías de medición, detección, IOT, etc., que permiten gestionar la agricultura de una manera diferencial y más eficiente esta generando la próxima revolución en la agricultura, versión 4.0, especialmente en la gestión del fertirriego.

La experiencia empírica acumulada durante muchas campañas de cientos de agricultores que implementan sistemas de medición y control para racionalizar los riegos, nos muestra que incluso en sistemas de riego localizado (riego por goteo), la capacidad de disminución del consumo de agua ronda entre el 30 al 40% y a veces más. Tomando en cuenta que, la agricultura consume el 70% de los recursos hídricos anuales (en España el 67%) de agua dulce, esta capacidad de reducción podría marcar la diferencia como la introducción de los fertilizantes en la revolución 3.0

  • Visto: 279
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s